Cultura

 lunes 01 de marzo de 2021

 

Jorge Oñate y evocaciones de una amistad

Foto: EJE21

Comparte

“A Jorge Oñate, ‘El ruiseñor del Cesar’, como lo ‘bautizó’ el inolvidable Alonso Oñate Fernández, me lo metí en el corazón algunos años antes de conocerlo personalmente”.

Esta noticia la leyeron 2206 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Cuando lo conocí y lo entrevistaba para El Heraldo, supe que él prefería el apelativo de ‘El ruiseñor del Cesar’ no tanto como el de ‘El jilguero de América’ porque aquel se lo había endilgado alguien de la cesarense dinastía Oñate y porque así fue como, lo conocieron desde sus comienzos con ‘Los hermanos López’, estos tan de La Paz como el esposo de Fanny Zuleta.

A la residencia de Jorge Oñate, allí en La Paz, yo entraba y me emborrachaba como Pedro por su casa y, durante años, amanecer allí el 1 de mayo -después de clausurado el Festival de la Leyenda Vallenata en entonces inmodificable 30 de abril-, era una obligación de amistad.

Gratos recuerdos en el desarrollo de la relación con Jorge -tanto durante mis entradas y salidas a El Heraldo como en otros medios-, conservo en el relicario de los recuerdos. El más sentimental y afectuoso: la vez aquella en que, vinculado yo a El Informador de Santa Marta, él llamó por teléfono desde El Rodadero para saludarme y yo le comenté una aflicción que me agobiaba.

—Tranquilo, José, ni más faltaba— me dijo… ‘José’, así me llamó siempre. Ya te mando el carro con mi chofer para que hagas esa vuelta.
Corría abril de 1992 y yo debía viajar de urgencia a Barranquilla para participar en la firma del documento por medio del cual los cinco hijos, yo único varón, y el esposo de Evelina Dolores Niebles Monsalvo, mi madre, autorizaban la amputación de una de sus piernas, la derecha, afectada por una gangrena producto de la diabetes que padecía. Mamá moriría días después, el 1 de mayo, afligida por ese desmembramiento, más que por cualesquiera otras razones.

Eso hizo Jorge Oñate, cuya esposa, la amiga Nancy, siempre me demostró su aprecio y, como gran anfitriona, se desbordaba en atenciones durante aquellas visitas a su esposo. Ella disfrutaba al máximo viendo su casa repleta de amigos del destacado artista.

Varios años antes, a finales de los 70 -en pleno apogeo ‘Mi nido de amor’-, al regreso de un viaje de ‘El ruiseñor del Cesar’ a Francia, Jorge no dudó en visitarme en al altillo de librepensador bohemio que yo habitaba en la calle 44 con carrera 44 de Barranquilla para entregarme, personalmente, dos botellotas de un genuino Roger&Gallet Jean Marie Farina Men que me había traído en espontáneo gesto…

En 1982, porque le nació a él -y cuando no había por qué pagar grandes sumas de dinero o regalar una camioneta o un par de acordeones por un saludo ‘en el próximo disco’- Jorge me mencionó al comienzo del tema ‘Al otro lado del mar’, de la larga duración ‘Paisaje de sol’, de la autoría de Gustavo Gutiérrez Cabello.
Recuerdo que una amiga-admiradora me llamó para decirme que ella se había desbordado en emociones cuando, viajando en un Brasilia de Valledupar a Barranquilla, escuchó decir que ‘para los distinguidos periodistas José Orellano y Pat Jiménez” (Patrocinio) antes de que el intérprete comenzara a cantar ‘Nuestro amor/ seguirá/ por la eternidad/, los pasos del tiempo/ por la madrugada/’.

En 1984, en mi condición de juez del ‘Festival de acordeones’ del Carnaval de Barranquilla, se escenificaba en el Coliseo Cubierto Humberto Perea, el martes de entierro de Joselito, fui quien, contra los deseos de todos mis compañeros miembros del jurado, lo erigí como ganador de ‘El Congo de oro’ por indiscutidos méritos y por su respeto a las reglas del certamen.
Ese año Diomedes Díaz no podía volver a ganar y en seguidilla, por cuanto, saltándose el reglamento, había repetido dos de los temas con los que, muy merecidamente, había resultado triunfante en 1983.

Fuente: BRPrensa Digital - José Orellano

Esta noticia la leyeron 2206 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Edictos
BeneficiarioLink
Luis Angel Lopez Perez.
Descargar
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


Jorge Oñate y evocaciones de una amistad