Opinión

 martes 01 de noviembre de 2022

 

Mundo hipócrita…déjenlas gozar

Foto: Twitter

Comparte

Busqué la belleza de otro fútbol y la encontré. También el triunfo… y, de repente, se me fue. Así es este juego.

Esta noticia la leyeron 29705 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Al minuto del gol, el reloj se aceleró, como el corazón de los colombianos. El fútbol, tan fecundo en errores, con otro acto de injusticia, porque a esa altura del partido, Colombia era superior a su rival.

Las protagonistas del error, iniciaron una lucha apasionada por la reivindicación, asistidas del derecho a equivocarse, arropadas por un conjunto sólido en las habilidades blandas: la constancia, el trabajo de equipo, la resiliencia, la solidaridad y la insistencia.

Era una final para pelearla, como todas, sin espacios para jugarla.

Pero la zozobra de los últimos minutos “Nos robó la cartera y con ella las ilusiones de título”.

El optimismo se transformó en angustia y los minutos finales fueron un tormento, por qué el objetivo se hizo ansioso e imposible. Los nervios fueron un demonio.

Ganaba espacio de expresión la derrota a pesar del esfuerzo vehemente para evitarla. Se replegó Colombia y, vía aérea, quiso a Linda como solitaria protagonista del ataque, pero no era su noche.

España no arrasaba a pesar de su pasado con títulos, su experiencia y su fútbol, respaldado desde la dirigencia y el entorno sin hipocresías.

Si, mundo hipócrita el nuestro, con adhesiones forzadas, interesadas, oportunistas, con promesas del oro y el moro, para dejarlo en veremos, sólo en expectativas. Porque para muchas deportistas, especialmente las futbolistas, la gloria es una condena.

Es un ciclo recurrente en el que, al momento del triunfo, y son muchos, le sigue la aflicción del desengaño, del silencio y del olvido. Ya ha ocurrido, porque es vieja historia, porque el fútbol femenino no es negocio, por machismo y homofobia.

Puesto el subtítulo en perspectiva, vendrán a pesar de los obstáculos los mejores momentos, garantizados con el salto de calidad de Linda Caicedo, admiración del mundo, y las demás futbolistas que cumplieron su tarea sin reproches. Y muchas más como ellas, que exponen sus galas en el exterior, reprobadas en el medio, porque pidieron y ganaron espacio con su fútbol de clase.

Tantos dirigentes sin micrófono, sin visibilidad pública, acuñan este sueño infantil y juvenil de reivindicación social y deportiva, como Amparo Maldonado, Clara Luz Naranjo, Marcos Roldan con sus formas íntimas, Jorge Ríos, Miriam Guerrero, John Ramírez, Mario y Hernando Marín y Liliana Zapata.

¿Sabrá el periodismo que hoy se desmelena, quienes son ellos?

Fuente: BRPrensa Digital - Esteban Jaramillo Osorio

Esta noticia la leyeron 29705 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Grabaciones
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


Mundo hipócrita…déjenlas gozar