Mundo

 viernes 13 de septiembre de 2019

 

Crónica: Diversiones de antes de la tecnología

Foto: El Territorio

Comparte

Hace cinco décadas los niños de entonces teníamos múltiples diversiones al aire libre, jugar futbol en los potreros, montar en cicla sin casco, reunirnos con los amigos en una esquina a hacer nada hasta altas horas de la noche, en fin, contemos anécdotas.

Esta noticia la leyeron 2147 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Hoy en día los niños y los jóvenes poco deporte hacen, pues se la pasan largas horas sentados y encerrados en sus cuartos con sus computadores o sus teléfonos celulares encarretados con Internet y socializando muy poco con quienes se encuentran en su entorno, cosa muy distinta de lo que pasaba con quienes nacimos en las décadas de los
años 50 y 60 del siglo pasado.

Nosotros entonces, éramos muy felices con los recursos que teníamos a la mano para divertirnos sanamente, sin el estrés que producen hoy en día los aparatos electrónicos que nos han invadido, alienándonos y que nos llevan a tener una vida sedentaria, por supuesto, poco o nada saludable.
Nosotros construíamos nuestros propios juguetes. En mis años de infancia, a comienzos de los años 60, se pusieron de moda la patinetas caseras, nosotros mismos las fabricábamos de la siguiente manera: el primer paso era conseguir un par de tablas, que podían ser tablas de una cama, las cuales apuntillábamos hasta formar un angulo de 60 grados, luego en la parte que iba a formar el piso se le hacia unas incisiones de unos 15 centímetros, para que pudieran ingresar las ruedas que eran unas balineras que previamente habíamos comprado de segunda mano en un taller de mecánica, posteriormente en la tabla que iba vertical le instalábamos cuatro argollas y a otra tabla del mismo tamaño le instalábamos otras cuatro argollas para que superpuestas pudiera la patineta ser maniobrada, las dos tabla verticales se sostenían con una varilla y estaba lista la patineta para salir a rodar por las calles con los amigos en grandes patotas durante los fines de semana especialmente.

Pero tampoco teníamos problema en jugar futbol en la calle con esas famosas pelotitas de caucho que tenían labrados de letras y números; podíamos jugar en la calle sin problema algunos ya que en esos años eran muy pocos los carros que circulaban; los arcos eran dos piedras, dos buzos, cualquier cosa.
Muchos niños tenían sus bicicletas y alegres y cantarinos recorrían las calles de los barrios, montando sin casco, sin chalecos fluorescentes ni nada de esas cosas que se necesitan hoy en día por seguridad.

Nosotros éramos la generación de antes de la tecnología, por lo que la mayoría de nuestras actividades las realizábamos al aire libre, en los potreros, en las esquinas, en los patios de los colegios y así éramos muy felices.
Ya de adolescentes teníamos ínfulas de grandes, entonces conseguíamos novia y ya la cosa cambiaba, ya no andábamos sudorosos, sino que nos poníamos las mejores pintas para ir a visitarlas: Nuestras galas constaban de pantalones de terlenka, bota campana y bien ajustados en la ingle; camisas de colores fosforescentes y con un cuello llamado “lengua de vaca” y por supuestos nos llenábamos la cabeza de brillantina, que era vaselina pura, para que nos aplastara el cabello y lo modelara como nosotros quisiéramos.
Les escribíamos con mano temblorosa poemas de amor o acrósticos que bien o mal hechos, se los hacíamos llegar a la mujer amada; todo era escrito a mano, por supuesto que la tecnología estaba muy lejos por llegar.

En esos años solamente había teléfonos fijos (uno por casa) y las comunicaciones eran difíciles; hoy hasta los niños tienen un celular carísimo y de alta tecnología, lo que dificulta las relaciones interpersonales.
La televisión de mis años de infancia era incipiente, por eso reinaba siempre la radio y especialmente se escuchaban las famosas radionovelas, como la simpática escuelita que dirige doña rita, Kalimán, la ley contra el hampa y Montecristo, entre otros.
Los años han cambiado, la tecnología se apoderó del mundo y por eso solamente hoy nos queda solo apegarnos a los recuerdos de una niñez simple, tranquila y feliz.

Fuente: BR - Orlando García Moreno

Esta noticia la leyeron 2147 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
PATRIOTAS BOYACÁ

Marcadores ofrecidos por marcadores.com

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2019
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


Crónica: Diversiones de antes de la tecnología